ION ScaleBuster

¿Cómo funciona?

El descalcificador ION ScaleBuster necesita un flujo de agua para que se genere el proceso hidrodinámico. A medida que va circulando el agua por el interior de la cámara de ION ScaleBuster, la cavitación que se produce va a generar unos cambios violentos de presión desestabilizando los carbonatos y bicarbonatos disueltos en el agua, desplazando el equilibrio químico hacia el lado de precipitación de los carbonatos menos solubles en forma de aragonita, y no de calcita. Por otro lado, el ánodo de zinc va a aportar los gérmenes necesarios de cristalización, y los elementos dieléctricos (Teflón) van a producir el efecto electroestático.

Cómo funciona el descalcificador
La acción galvanizante del descalcificador ION ScaleBuster va a provocar la rotura de los bicarbonatos de magnesio y calcio en la solución (dureza del agua) y la precipitación en forma de carbonatos menos solubles. En todo este proceso, el ánodo de zinc hará de elemento de sacrificio en el circuito de agua que se esté tratando, disolviéndose de manera progresiva gracias a su conexión eléctrica seca patentada (< 1 voltio). La corrosión se genera en el ánodo y no en las tuberías u otros elementos de la red.

Gracias a este proceso, el agua tratada estará mucho menos saturada y podrá ir disolviendo de forma gradual los depósitos existentes. Esta combinación de efectos es repetida ininterrumpidamente. Cuando las sales se precipiten o se eliminen, el caudal mejorará y, como resultado, aumentará considerablemente la eficiencia y eficacia de toda la red.

La tecnología de ION ScaleBuster

Efecto electrostático del teflón

En el siguiente enlace podemos ver con más detenimiento como funciona el descalcificador ScaleBuster.