Descalcificador calderas de agua Bosch

Robert Bosch, Salzgitter Alemania

El cliente

Bosch es una multinacional de ingeniería y de producción de equipos electrónicos, componentes para la industria del automóvil, herramientas, sistemas de seguridad y electrodomésticos.

Inconvenientes en la instalación de agua del cliente

La planta de producción de Bosch en Salzgitter, Alemania, tiene dos acometidas principales de agua para once edificios, con un consumo anual de unos 40.000 m³.

A pesar de que el agua se estaba tratando con productos químicos para combatir la corrosión y las incrustaciones, el sistema seguía requiriendo un mantenimiento intensivo.

Las calderas de agua se tenían que limpiar con un antiincrustante en intervalos regulares y el personal de mantenimiento debía cambiar con frecuencia elementos del sistema sanitario de agua

Resultados

Tras la instalación del descalcificador para calentador se realizaron dos inspecciones: la primera a los tres meses y la segunda a los 4 meses y medio.

Se abrió la caldera de agua de 2000 lts y se observó que las incrustaciones de las resistencias se habían disuelto y habían quedado acumuladas en la base del depósito. En la segunda inspección se vio que no había incrustaciones nuevas y que las resistencias seguían estando limpias.

Cuando se inició la prueba no se cambió ni se limpió ningún elemento del sistema, y durante todo el periodo de prueba se interrumpieron las labores de mantenimiento. Cuando el 17 de octubre de 1991 se abrieron los acumuladores de 60 lts, se observó que las incrustaciones se habían disuelto y depositado en el fondo.

Antes de empezar la prueba se cambiaron todos los elementos del sistema que estaban oxidados, y se interrumpió el mantenimiento. En las inspecciones mensuales de los calentadores de 60 lts no se observaron nuevos depósitos calcáreos. Durante el periodo de prueba no fue necesario realizar ninguna reparación ni limpieza.

En vista de los resultados satisfactorios, en marzo de 1992 Bosch decidió instalar descalcificadores ION ScaleBuster en otros seis edificios de la planta.

¿En qué consiste el descalcificador Ion ScaleBuster?

La tecnología patentada del descalcificador ScaleBuster es un sustituto de los tratamientos químicos convencionales. Su función es controlar las incrustaciones y la corrosión en las distintas instalaciones de agua, creando un sistema excepcionalmente limpio. El resultado es un considerable ahorro de consumo eléctrico y de agua, reduciendo al mismo tiempo e incluso, en algunos casos, eliminando por completo el vertido de residuos tóxicos al medio ambiente.

Galería

descalcificador para calderas de agua